val-vall-aran-juanjofuster-fototurista-instagram

Qué ver en el Valle de Arán en primavera

El més de mayo estuvimos por primera vez en el Valle de Arán, un lugar precioso del Pirineo catalán, rodeado de montañas ideal para todo tipo de públicos. El periodo de nieve y deshielo había concluído, con lo que algunos lugares poco accesibles en invierno, podían ser visitados sin problemas.

Nos alojamos en un bungalow chulísimo del Camping Verneda Mountain Resort un mountain resort en un enclave precioso de Pònt d’Arròs, al lado del río Garona.

Como no conocíamos nada de la zona, nos dejamos aconsejar por los dueños del Verneda Mountain Resort y también por Gorka Martínez un fotógrafo amigo nuestro que vive por la zona hace muchos años.

La Bassa d’Arres

A 1560 metros d’altitud, se encuentra esta pequeña balsa, acondicionada con zona de Picnic con fuente incluída, se puede llegar fácilmente con el coche. El día era lluvioso, pero no por ello el entorno era menos bonito. Perfecto para ir con niños.

El recorrido en coche pasando por Arres de Sus y Arres de Jos hasta la balsa también es impresionante, en mayo destacaba por su esplendor de color verde. La carretera es estrecha y algunas zonas en mal estado, pero en coche normal se pasa bién pero con paciencia.

Si os queda tiempo hay una zona donde se encuentra la mina Victoria, que tal como estaba la mañana decidimos no acercarnos.

Saut deth Pish

Este lugar es otra maravilla muy fotografiable a la que se puede acceder en coche. En el Valle de Varradòs encontrarás este impresionante salto de agua, formado por dos cascadas que hacen en su totalidad unos 30 metros de altura. El agua llega subterraneamente casi en su totalidad desde l’Estany Llong.

Si tienes tiempo de dar un paseo por la zona podrás admirar a la derecha de la cascada el bosque de Siesso y lago de Varradós. Un entorno precioso de montañas y bosques de hayedos y abetos.

Un lugar magnífico para pasar el día en familia, rodeados de naturaleza por todos lados, y agua, mucha agua. 🙂

Artiga de Lin

Para mi fué uno de los parajes más bonitos que vi. Llegar en coche también es facil, a través de una pista asfaltada que asciende todo el valle del rio Joèu. A medio camino veremos indicadores a la izquierda para ir a los Uelhs deth Joèu que visitamos después.

Cuando llegas a Artiga, quedas maravillado por todo el espacio llano y abierto que se abre ante tí, un prado verde repleta de riachuelos, para luego quedar apresado por unas paredes verticales de alta montaña, ese contraste es lo que hace que este lugar se de los más impresionantes.

Hay multitud de senderos a recorrer, a través del valles, los bosques y las diferentes montañas que rodean la zona.

Uelhs deth Joèu

Como ya he dicho, antes de llegar a Artiga, encontrarás el desvío para visitar esta zona espectacular.

Se considera el nacimiento del río Joèu, aunque estas aguas provienen subterraneamente del deshielo del pico Aneto. Como era mayo, la fuerza con que brotaba el agua era impresionante.

val-vall-aran-juanjofuster-fototurista-instagram

Bassa d’Oles

Esta balsa, situada en un lugar de gran belleza, es un lugar perfecto para ir en familia y dar un paseo a su alrededor. Como es fácil llegar en coche, mucha gente viene con niños para pasar el día.

Como todos los lugares que visité, precioso para tomar fotos de agua reflejos de las montañas y los bosques que la rodean.

Barranc de Blanhiblar

Si queréis unas vistas espectaculares a todo el Valle de Arán, subid hasta las pistas de Baqueira, desde el Barranc de Blanhiblar podréis divisar todos los pueblecitos de la zona.

Nosotros fuímos al atardecer y fué un momento mágico.

Pla de Beret

Pasadas las pistas, dirección al Santuario de Montgarri, encontraréis inmensas llanuras repletas de caballos y vacas que pacen por la zona. Yo disfruté haciendo fotos a todo lo que se movía 🙂

Santuario Románico Montgarri

Para llegar a esta zona en coche debéis atravesar todo el Pla de Beret, también hay que lo hace caminando, es todo llano y sin problemas.

El santuario, a 1652 m. , pertenece al municipio de Naut Aran, y está a orilla del río Noguera Pallaresa. Una zona preciosa donde descansar después de la excursión o simplemente llegar en coche y disfrutar de un día familiar visitando la iglesia, comiendo bajo los árboles a orilla del río, o recorriendo los diferentes senderos que encontraréis a banda y banda.

Camin Reiau

Si algún día no os apetece conducir, podéis pasear a orillas del río Garona por un sendero tranquilo conocido como Camin Reiau, que recorre y conecta todos los pueblos del Valle de Arán.

Un paseo precioso escuchando el sonido del agua, los pájaros de la zona y viendo como la vegetación va cambiando a medida que pasamos por los diferentes pueblos, a veces más frondosas o tras veces no tanto, simplemente sencillo y maravilloso.

Qué ganas de volver el verano que viene y poder disfrutar de este verde tan intenso típico de la vertiente atlántica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.